21/4/14

Que nada te distraiga de ti mismo

Que nada te distraiga de ti mismo,
debes estar atento porque todavía no gozaste la más grande alegría ni sufriste el más grande dolor.
 
 
FACUNDO CABRAL

15/4/14

Suavice la luz


¡No brille!
¡Suavice su resplandor!
¿Quiere ser diferente, original, o prominente?
Este tipo de deseo es simplemente un obstáculo.
Si uno es brillante, es más difícil aceptar que la llamada realidad, incluyendo su propio yo y el mundo exterior, es un holograma.
Es un catalizador para estimularle a emitir más Amor (=el Tao).
No importa si usted es brillante con carisma o no.
El yo y el no-yo son los mismos.
¿Qué sentido tiene brillar?
Para impresionar a su propio yo?
No debemos ser brillantes.

11/4/14

Ver las cosas de manera diferente

Con las luces bajas.

Temprano, en la madrugada.
 
A través de unas anteojos oscuros.
 
Usar de una bolsa de papel marrón y sólo escuchar.
 
A través del tubo de un periódico enrollado.
 
En la oscuridad.
 
A través de prismáticos.
 
Estrabismo.
 
A través del agujero en una vieja remera.
 
A través de un microscopio.
 
Desde un globo de aire caliente.
 
A través de una grieta en una valla.
 
De espalda en el suelo.
 
Desde la cima de la montaña.
 
Con el goteo sudor en los ojos.
 
Desde la parte trasera de un camión abierto.
 
Desde el fondo del valle.
 
Cerrar los ojos y dejar que alguien te describa
 
Como reflejo de las aguas en el río.
 
Cambiar de opinión.

7/4/14

20 Maneras absurdas de frenar el sufrimiento



 20 Maneras absurdas de frenar el sufrimiento:


1- Recordar tu infancia como si ya hubiese pasado.

2- Hacerte Premium de filmin y entrar en cada personaje femenino que llore. Llorar con ELLA.

3- Quemar un caramelo hasta que se haga caramelo.

4- Cantar como Lana Del Ley por el pasillo, parándote frente a la habitación fantasma sin abrir esa puerta hasta que estés mejor.

5- Morder los zapatos de un perro y, sino usa zapatos, morder los tuyos propios hasta destrozarlos un poco.

6- Vigilar la nevera como si estuviese viva, hablarle cada vez que la abras. Preguntarle si tiene frío, si necesita algo allí dentro.

7- Suprimir un archivo del ordenador al azar. Y vaciar la papelera general.

8- Reprimir las ganas de hacerte daño usando tiritas para depilarte.

9- Usar un sujetador sin relleno como pañuelo del cuello.

10- Coger el teléfono y decir que estás bien. Aunque no haya nadie al otro lado. Se oye un piiiiiiiip, ¿no?

11- Leer en voz alta tu número de DNI y sumarle un número. Quedarte con ese número final siempre que te lo pidan cuando te llegue un paquete. Ese es tu número de verdad a partir de mañana.

12- Resumir una actitud con el gusto. Un gusto esquelético.

13- Trasladarte a otro milímetro de la habitación.

14- Besar el suelo con un roce de pestañas.

15- Barrer el techo un poquito. Por las migas de ayer, ya sabes.

16- Regalarte un recuerdo del futuro, a inconsciencia.

17- Rascarte la espalda hasta decidir dónde irán las alas. Rascarte fuerte justo allí, ¡ya verás!

18- Inventarte una posición nueva y ponerle un nombre, hacerla siempre que estés muy triste. Será tu señal contigo misma.

19- Mirar por la mirilla de la puerta y cuando llegue la vecina abrir la puerta y volverla a cerrar. Entre tanto decir: ‘Ay’.

20- Atravesar tu cuerpo con un cuchillo sin desangrarte ni morir en los tres días posteriores. Debes seguir intentándolo sin hacerte daño, en sitios como entre los dedos.


http://www.dadanoias.net/2014/03/31/20-maneras-absurdas-de-frenar-el-sufrimiento

5/3/14

Los peces transparentes de Adam Summer









Profesor con sede en Washington Adam Summer utiliza especímenes marinos recogidos de las operaciones de pesca como medio en un proyecto artístico que revela la estructura anatómica de las criaturas del mar. Utilizando dos colorantes - azul alcián para teñir elementos cartilaginosos y rojo alizarina para activar el tejido de un tono carmesí - blanquea ligeramente la especie para eliminar los pigmentos oscuros, dejando un pescado blanco como la nieve. Los tejidos esqueléticos manchados crean la visibilidad a través de la piel y la carne, dejando al descubierto las entrañas biológicas como materia de colores vibrantes. Se capturan las imágenes, mientras que los peces están completamente sumergidos en glicerina; el compuesto se coloca en una corrección de color LED mesa de luz y el pescado se coloca en su lugar. En su etapa final, las imágenes son una fascinante escala estética, y una rara visión de la estructura subyacente del animal, visualizando sus vertebrados esqueletos y los tejidos blandos.